mardi 28 juillet 2009

I.

Esta vez se me movía el colmillo inferior derecho, finalmente se calló, y en la raíz del diente había gotas de chocolate..
Sabía que no habría otro diente en su lugar y yo lloré.
Era una habitación pequeña y alquilada, no habría muebles, sólo un colchón azul y una sábana amarillenta y arrugada cubriéndolo.
I. Me consoló y guardó mi diente para que no lo perdiera, lo envolvió en un papelito, con algo escrito y con estrellitas dibujadas, no recuerdo lo que ponía..
Se portó como el hermano mayor que nunca tuve,
me prestó su colchón azul..
y guardó el papelito bajo la almohada.

I.

2 commentaires:

  1. Aveces los pequeños detalles, son las cosas más importantes. ^^

    Un beso!
    te sigo

    RépondreSupprimer

Leave your essence: