lundi 13 juin 2011

Muerte.

A veces Muerte extiende su dedo inquisidor apuntando hacia una eternidad limitada a cuatro paredes, la música desafina cuando los hechos pierden peso inevitablemente, y todo pasa a convertirse en parte de una nebulosa de olor pútrido.
La mano queda suspendida en el aire, y me ordena vagar por el cementerio durante días seguidos en los que nunca sale el sol, comienzo mi paseo demencial y desesperado, es triste, y las espinas me desgarran la piel.
Quebrantos y sollozos.
Una luz sale del sepulcro, puedo irme.

6 commentaires:

  1. Supongo que es la vida, que aunque muere cada día, siempre llama.

    Genial esa forma de escribir.
    Besos

    RépondreSupprimer
  2. hola! sencillamente GENIAL
    qué gran historia, desarrollo,
    imaginación, y trabajo.
    Se disfruta una y otra vez.

    Un abrazo! ALLONS-Y!

    RépondreSupprimer
  3. hola como estas? pasaba saludándote vi que escuchas a Marwan..
    saludos..

    RépondreSupprimer
  4. Yo también me haría seguidor de usté. Pero no sé muy bien como va esto de los blogs. Dígame cómo, si hace el favor.

    RépondreSupprimer

Leave your essence: